ingenierias18122018

UGT fue contundente en su postura y sus argumentos: en Ilunion Contact Center BPO e Ilunion CEE no había razones para aplicar en ERTE por fuerza mayor, ni retroactivo, y que los trabajadores y trabajadoras no podían ser los únicos damnificados por la crisis provocada por la pandemia. Ahora, la autoridad laboral nos ha dado la razón.

Desde el primer momento UGT, en su informe, manifestó la falta de causa para un ERTE por fuerza mayor referenciando sentencias al respecto que desestimaban casos parecidos.

Ello supondría un detrimento muy severo para los trabajadores y las trabajadoras y una pérdida de derechos, que abría una puerta peligrosa en el sector de telemarketing.

Los antecedentes de esta situación no estuvieron exentos de ciertas paradojas, con el inicio por parte de la empresa de una negociación para un ERTE acordado y mejorado que, tras los mensajes enviados por otras organizaciones sindicales invitando a la presentación de un ERTE por causa de fuerza mayor, llevó a la empresa a explorar el camino más beneficioso para ella y decidió optar por la vía más perjudicial para los trabajadores.

Afortunadamente, y gracias a la acción de UGT, la empresa no ha logrado su objetivo y aunque cabe recurso, y entendemos que recurrirá, la autoridad laboral ha atendido a las razones y argumentos de nuestro Sindicato.

Una cosa es que haya organizaciones sindicales que ven como válida la opción de un ERTE de fuerza mayor y después denunciarlo -y si ganan colgarse la etiqueta de salvadores- y otra que la empresa hiciera caso de cantos de sirena que, al final, ha situado a ésta en una posición comprometida legalmente.

UGT ha cumplido con su deber y ha sido coherente con sus principios. Esta Organización no actúa para rentabilizar nada en beneficio propio sino, siempre, en el de los trabajadores y las trabajadoras.

0
0
0
s2sdefault