Más de 3.500 personas trabajadoras del sector financiero han salido hoy a la calle en Barcelona, Valencia y Sevilla para exigir a las entidades del sector financiero incrementos salariales acordes con los beneficios del sector y medidas de calado que mejoren un clima laboral cada vez más insostenible.

Esta jornada reivindicativa se produce tras la manifestación celebrada en Madrid el pasado 8 de febrero y como antesala al paro de 2 horas convocado en el sector para el próximo 26 de febrero de 8:00 a 10:00 y, si no hay avances, la huelga de 24 horas convocada para viernes 22 de marzo.

Beneficios históricos, subidas salariales para los presidentes y consejos de administración y magníficos dividendos para los correspondientes accionariados contrastan con la paralización de los Convenios Colectivos que regulan las condiciones de trabajo de las personas que trabajan en el sector financiero.

 

sector financiero paro 2 horas

 

¿A qué se debe esta paralización? Por un lado, las patronales ofrecen subidas salariales por debajo del IPC muy alejadas de las reivindicaciones sindicales y de los beneficios obtenidos por las entidades. Por otra parte, proponen empeorar aún más las condiciones de un sector marcado por un clima laboral insostenible eliminando beneficios como la ayuda de estudios o aumentando la movilidad geográfica, entre otras cuestiones.

 

financiero hoy 1280x640

 

¿Qué exigen las plantillas del sector? Incrementos salariales acordes a los beneficios del sector, que nos hagan recuperar poder adquisitivo y que se apliquen a toda la plantilla, sin compensar ni absorber. Topes del interés de los préstamos a la plantilla, ante la subida del Euribor. Medidas de calado que mejoren un clima laboral cada vez más insostenible, marcado por la presión comercial, la falta de plantilla, las cargas de trabajo y el impacto sobre la salud.

Durante las manifestaciones de hoy, convocadas por UGT, CCOO y FINE, se ha destacado que las plantillas del sector financiero “estamos en lucha para decir, alto y claro, que un sector que ha batido todos sus récords de beneficios, que aumenta dividendos y remuneraciones de su alta dirección, no puede seguir negando incrementos salariales justos y un clima laboral sano a sus plantillas».

Finalmente, los sindicatos convocantes han hecho un llamamiento a los y las trabajadoras del sector a secundar de forma masiva el paro parcial de 2 horas, de 8:00 a 10:00, del lunes 26 de febrero y, si no hay avances, la huelga de 24 horas del viernes 22 de marzo.