ferroviario28042020

En la mañana de ayer, hemos registrado en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje), la solicitud de mediación obligatoria, con carácter previo a una convocatoria de huelga. De no alcanzar un acuerdo en la mediación, los paros están previstos para la segunda quincena de septiembre.

Desde UGT, solicitamos a ambas empresas el cese de las suspensiones y reducciones de jornada que tienen en base a los ERTES de fuerza mayor, ya que, entendemos que actualmente no existe causa legal que sustente dicha situación al no existir ya las restricciones de movilidad amparadas en el estado de alarma originado por la pandemia del Covid-19. Además, consideramos que RENFE ha recuperado el 75% de la actividad previa a la pandemia.

En cuanto a los trenes de Alta Velocidad, todos los viernes, sábados, domingos y lunes realizan circulaciones dobles. Asimismo, ambas empresas están contratando personal nuevo para cubrir las vacaciones de los trabajadores y trabajadoras, mientras mantienen a parte de la plantilla en ERTE temporal o completo. Las empresas están realizando trabajos de desinfección, tanto en estaciones como en servicios a bordo, tal y como ampara el contrato del Grupo RENFE con las empresas mantenedoras. También, cuentan con contratos con ADIF, en el caso de Vectalia Raíl, y OUIGO, en el caso de EuroMaclean 2001 S.L.

Igualmente, solicitamos el cese y finalización de las modificaciones de jornadas, horarios, traslados de centros, modificación de descansos y otras modificaciones con carácter sustancial llevadas a cabo. También, convocamos a las empresas mantenedoras, como NERTUS, ALSTOM, IRVIA Y TALGO, además del cliente principal RENFE Viajeros, para constatar el incremento de la actividad y aclarar los métodos de comunicación en los cambios de material.

Con nuestra decisión, queremos evitar la precarización del trabajo y las condiciones de laborales en ambas empresas, además de impedir que estas decisiones repercutan negativamente en las medidas COVID que tanta inversión han supuesto a RENFE con el objetivo de recuperar los viajeros lo antes posible.

En definitiva, desde UGT mantenemos la responsabilidad de velar por las condiciones de los puestos de trabajo para los trabajadores y trabajadoras de las contratas ferroviarias. Por ello, ponemos a disposición de las plantillas todos nuestros recursos sindicales para, entre todos y todas, impedir que la pandemia sirva como excusa para precarizar el empleo.

En UGT, trabajaremos para seguir siendo el sindicato de referencia en contratas ferroviarias, velando por los derechos y defensa de las condiciones de los trabajadores y trabajadoras.

0
0
0
s2sdefault