empleo domestico

 

La Agencia de la Unión Europea para los derechos fundamentales (FRA) ha publicado un breve informe sobre explotación de mujeres migrantes que trabajan en el empleo doméstico.

En el mismo se señala la gran contribución de las trabajadoras domésticas a la sociedad y a la economía, y en particular que su trabajo complementa los sistemas públicos de protección social en aquellos estados
miembros donde estos no se encuentran muy desarrollados o que se han visto reducidos durante la crisis.

El informe se basa en las entrevistas a 51 trabajadoras domésticas, 8 nacionales de estados miembros y 43 nacionales de terceros países, y aunque como reconoce la FRA, no puede considerarse una muestra
representativa del conjunto de la situación del trabajo doméstico en la Unión, proporciona una visión de las condiciones de vida y trabajo de estas mujeres, especialmente de las migrantes.

A continuación, reproducimos algunas de las situaciones relatadas por las trabajadoras entrevistadas:


- Trato degradante y ausencia de privacidad: compartir habitación e incluso cama con los menores a su cuidado, dormir en el suelo o en una habitación con una cámara instalada por el empleador. No autorización para usar el cuarto de baño o recibir alimentación insuficiente.
- Abuso y maltrato, emocional y/o físico o violencia por la parte empleadora o miembros de la familia.
- Salario precario: sin alcanzar el salario mínimo exigido legalmente o incluso ningún salario.
- Extensión de jornada: entre 10 y 18 horas al día


Entre los factores de riesgo de sufrir una grave explotación laboral relatada por las entrevistadas, el informe destaca:


- La dependencia de la parte empleadora: tanto en el caso de las personas con autorización para residir como de quienes se encuentran en situación irregular (en este supuesto por temor a la expulsión). La dependencia es mayor entre las personas internas, que, en caso de perder el empleo, han de buscar un lugar para vivir, o que con el salario tienen que mantener a sus familiares en el país de origen. En algunos casos la parte empleadora retiene el pasaporte de la trabajadora (generalmente suelen ser casos de trata de seres humanos).
- La ausencia de actuación de la Inspección de Trabajo y la falta de mecanismos de queja: incluso en aquellos países que ya han ratificado el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos. La ausencia de inspecciones implica que las trabajadoras no tienen acceso a mecanismos de queja ni la oportunidad de informar sobre sus condiciones de empleo y de seguridad y salud en el trabajo.
- Poco o ningún conocimiento sobre los derechos de los trabajadores domésticos: en materia de horas de trabajo, salarios o normas en materia de extranjería.
- El informe señala que en la Unión Europea hay 2´5 millones de trabajadores domésticos. España, tras Italia, es el estado miembro de la Unión con mayor volumen de empleo doméstico. El empleo doméstico de nuestro país supone el 28´6% del total de la Unión Europea.

 2017 (personas entre 15 y 64 años)   Total empleos    Actividades en servicios sociales sin alojamiento    Asistencia en establecimientos residenciales    Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico    % que supone el empleo doméstico sobre el total de empleos de cada país  
 UE-28    221,969,800    5,333,300    5,178,600    2,162,300    0´9%  
 Bélgica    4,587,200    185,700*   172,9  4,200*    0´09%*  
 Bulgaria    3,073,400   31,6 16,5 9,7  0´3%  
 República Checa    5,093,900   36,9 72  ---   --- 
 Dinamarca    2,734,000   172,2 131,4  2,300*    0´08%*  
 Alemania    40,481,600    1,056,600    1,243,200   201,5  0´4%  
 Estonia   625,6  2,400*   7,7  ----   ---- 
 Irlanda    2,124,900    75,300*    37,200*    7,500*    0´3%*  
 Grecia    3,682,700   22,7 9,6 34,4  0´9%  
 España    18,648,500   207,2 292 619,6  3´3%  
 Francia    26,511,800    1,308,100   713,6 269,9 1%
 Croacia    1,603,000   10,7 15,7  1,100*    0´06*  
 Italia    22,443,600   228,4 314,6 729,9  3´2%  
 Chipre   369 2,2 2 12,8  3´4%  
 Letonia   861,9 7 8,9  ---   --- 
 Lituania    1,305,600    7,700*   12,2  ---   ---- 
 Luxemburgo   269,9 10 3,9 4,9  1´8%  
 Hungría    4,373,400   59,4 64,3 5,1  0´1%  
 Malta   195,2 2,4 4,7  400*    0´2%*  
 Países Bajos    8,376,400   282,8 400,9 8,1  0´09%  
 Austria    4,185,300   82 84,6 9,7  0´2%  
 Polonia    16,078,800   137,1 116,3 27,1  0´1%  
 Portugal    4,515,400   65,6 116,2 100,9  2´2%  
 Rumania    8,363,200   39,4 35,7 48,6  0´5%  
 Eslovenia   943,5 5,2 16,2  ---   --- 
 Eslovaquia    2,502,100   48,2 38,3  ---   --- 
 Finlandia    2,402,600   128,9 84,9 10,1  0´4%  
 Suecia    4,833,900   202,1 228  ---   --- 
 Reino Unido    30,783,100   915,3 935 50,9  0´1%  

Fuente: Elaboración propia, Departamento de Migraciones Confederal de UGT a partir de “Labour force survey” de Eurostat. Únicamente se reflejan los estados miembros en los que está disponible el dato de hogares que emplean personal doméstico. *Datos poco exactos. --- Sin datos.

 

La referencia de la FRA, de que este empleo complementa sistemas de protección no suficientemente desarrollados es especialmente cierta en el caso de España. El trabajo doméstico supone el 3´3% de todo el empleo en España, mientras que la media de los 28 estados miembros de la Unión es del 0´9%. Solo Chipre, en términos relativos (que no absolutos) supera el porcentaje de España. Y es destacable que aquellos países en los que es más alto el porcentaje que sobre el total de empleo suponen las actividades en servicios sociales sin alojamiento y asistencia en establecimiento residenciales, tienen menores porcentajes de trabajo doméstico.

A pesar de que el informe de la FRA se basa en unas pocas entrevistas, describe una situación común a los estados miembros de la UE y, por supuesto, también a España. Los avances en la regulación producto del Dialogo Social, que entraron en vigor en el año 2012, eran el inicio de lo que iba a ser una equiparación paulatina, truncada por el Gobierno del Partido Popular, que aún ahora con la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Popular al Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que prorroga el periodo transitorio que debía finalizar el 31 de diciembre de 2018 hasta el año 2023; la enmienda propone equiparación con el régimen general en tipos de cotización, pero no en bases de cotización, ni en la cobertura de lagunas de cotización para los supuestos de trabajo a tiempo parcial.

Esto va a tener consecuencias, pero también las tendría, si fuésemos a una equiparación total con el régimen general en 2019 (y equiparación total, al contrario que piensan algunas asociaciones, no implica cotizar y percibir la prestación por desempleo), precisamente porque el Gobierno del Partido Popular se ha negado, en seis años, a sentarse con los Interlocutores Sociales, tal como estaba previsto, tanto en materia de relación laboral como de seguridad social, lo que hubiera permitido preparar la transición que en ningún caso iba a ser sencilla.

0
0
0
s2sdefault

Protección de datos

benner gdp afiliater314

Video-Campaña #PonteA1000

#AhoraToca Ponte a mil #Pontea1000 #PonteAMil UGT

#PonteA1000

Revolución Ugetista

foto ruge

Juventud trabajadora

juventud trabajadora

Acciones formativas

banner lateral superior portal formacion

informacion sindical

Las cosas como son

lascosascomoson

Por un trabajo digno

banner trabajodigno

guia it

No nos van a callar

nonosvanacallar

20actcat

Revista Claridad

revista claridad

Revista Unión

revista union

fesmc isalud