Gonzalo Pino reclama a CEOE sentarse a negociar un nuevo AENC “o habrá conflicto”

El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha reclamado la necesidad de que “las empresas se sienten a negociar un nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que preserve el empleo y que aumente los salarios. O ayudan a que salgamos de la crisis de manera solidaria, o 2021 será un año conflictivo en la negociación colectiva. UGT no va a contribuir a que las empresas utilicen esta crisis para ajustar empleo, salarios y empeorar las condiciones laborales”.

Gonzalo Pino ha realizado estas declaraciones durante la inauguración de las jornadas de Acción Sindical y Negociación Colectiva de UGT-FICA, donde ha recordado que, durante la crisis del coronavirus, los sindicatos “hemos impulsado medidas de protección para las personas trabajadoras y para las empresas. Estamos de acuerdo en que, dada la duración de la crisis y la necesidad de mantener restricciones para garantizar la salud, el Gobierno establezca ayudas directas a las empresas de algunos sectores y actividades, para que no se produzca una situación de insolvencia generalizada de las empresas, pero la patronal no puede pedir ayudas de todo tipo con una mano, y con la otra intentar recortar los ingresos públicos e ignorar las necesidades de sus trabajadores y trabajadoras. No puede, por un lado, pedir diálogo social, y por otro negarse a dialogar. Y eso es lo que está haciendo. Y esa actitud no puede salirle gratis”.

En este sentido, ha recordado que, por un lado, los empresarios “piden ayudas millonarias y, por otro, acaban de instar al Defensor del Pueblo a que interponga un recurso de inconstitucionalidad contra el aumento del tipo marginal máximo del Impuesto de Patrimonio, del 2,5% al 3,5%. Si quieren ayudas, habrá que pagarlas. No sabemos si CEOE defiende a las empresas que peor lo están pasando o a los más ricos del país”.

Además, ha considerado que la patronal “quiere que apoyemos las prórrogas a los ERTE. Y estamos de acuerdo. Pero no se puede negar a sentarse siquiera a hablar de un próximo AENC. No quiere que para 2021 haya un acuerdo con los criterios básicos para la negociación colectiva. Y, sobre todo, no quiere hablar de salarios. Quiere que este año la negociación colectiva sea la selva, porque en esa selva, devastada por la crisis, piensa que los salarios no van a poder crecer, que es terreno propicio para una nueva devaluación salarial”.

Las empresas han perdido, pero las personas trabajadoras también

Durante su intervención, Gonzalo Pino ha realizado un repaso de la situación que ha dejado el coronavirus en la economía de nuestro país. “Se habla de las pérdidas de las empresas. Pero no se habla suficientemente de las pérdidas de los trabajadores y las trabajadoras”, ha señalado.

En este sentido, ha recordado que en 2020 “han perdido su puesto de trabajo 770.000 personas asalariadas; a finales de enero había 739.000 personas en ERTE, que están viendo mermados sus ingresos; y en total, en 2020, se han producido 6,27 millones de altas en prestaciones por desempleo por ERTE, con la merma que supone para las rentas de la persona trabajadora”.

Además, “según la Contabilidad Nacional, en 2020 la remuneración de los asalariados ha caído en 29.000 millones de euros, como efecto conjunto de la pérdida de empleo y la caída de salarios; y las prestaciones asistenciales son escasas. Como ejemplo, el Ingreso Mínimo Vital solo beneficia a menos de medio millón de personas, cuando se pensaba llegar a 850.000. Y su cuantía va de 470 euros a poco más de 1.000 euros para familias de al menos cinco miembros”.

Por todo ello, ha afirmado la necesidad de “no admitir la dejación de responsabilidades de la patronal. Es necesario fijar criterios comunes para 2021. Y en especial, es necesario hablar de empleo y de salarios. O hay un nuevo AENC, o la negociación colectiva no puede ser pacífica. O se avienen a negociar subidas de salarios allí donde se pueda para 2021, o hay que decirles que no cuenten con los sindicatos para apoyar sus reivindicaciones en otros ámbitos. Dejar a la intemperie a los trabajadores y trabajadoras y pedir actuaciones contradictorias (más ayudas y menos impuestos) no puede salirle gratis a la patronal”.

0
0
0
s2sdefault