Pepe Álvarez inaugura la jornada de UGT “Tu algoritmo, nuestros derechos”, donde reclama regular estas plataformas para no cercenar los derechos de las personas trabajadoras

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado la necesidad de “regular las plataformas digitales para conseguir poner freno a la desregulación laboral que producen. Son el lado oscuro de las nuevas tecnologías y se han convertido en una nueva forma de explotación para las empresas”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante la presentación de la jornada “Tu algoritmo, nuestros derechos”, organizada por UGT hasta el 10 de marzo, en la que ha considerado que estas plataformas “se parecen bastante a las plazas de los pueblos, cuando a finales del siglo XIX, los capataces decidían qué jornaleros iban a ir a trabajar y cuáles no podían. Hoy es más sofisticado y más cruel este modelo, que se ha convertido en una fuente de explotación para conseguir que las empresas tengan más beneficios privando de libertad a los trabajadores y trabajadoras. Les convierte en parte de una maquinaria sin ninguna otra capacidad más que la de poder cumplir con los compromisos que mande la empresa”.

De esta forma, ha manifestado que “es imprescindible que se consiga la regulación de las plataformas digitales en un plazo de espacio breve, y que la propia organización de los trabajadores también sea un elemento fundamental para que esta nueva manera de trabajar, de contratar, no se convierta en una pérdida de derechos para las personas”.

Para ello, ha señalado que la Inspección de Trabajo “tiene que tener acceso a los algoritmos de estas plataformas, a la organización del trabajo para saber si se cercena algún derecho de los trabajadores o trabajadoras. Detrás de los algoritmos hay personas con control, con ideología, con deseo de ganar dinero…no es una máquina o un elemento neutro”.

Un problema global

El Secretario General de UGT ha afirmado que estas jornadas, donde se van a intercambiar experiencias y análisis de las plataformas digitales con el continente laitonamericano, “son muy importantes y positivas, ya que si hay un elemento que va más allá de los Estados y las fronteras, como esta nueva manera de trabajar, se tiene que conocer e intentar regular. La regulación en España no será completa, abrirá camino, pero habrá mucho por hacer”.

En este sentido, ha considerado que “si hemos llegado hasta aquí, si hay este debate con el Gobierno, ha sido por la acción sindical. Lo que hoy puede parecer que solo afecta a los repartidores, mañana puede afectar a todo el mundo. Puede haber plataformas digitales para todos los sectores. Tenemos que conseguir que, en todos los países, se solucione este techo de cristal. Hay que regular estas plataformas que suponga un freno a la desregulación laboral. Si cogemos conciencia de que esto es un problema global podremos avanzar”.

0
0
0
s2sdefault