mariano hoya jornada algoritmos

El Vicesecretario General de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, inaugura una jornada del sindicato sobre algoritmos laborales y plataformas digitales

Una jornada en la que se pretende analizar de primera mano la algoritmia, la Inteligencia Artificial y el Big data aplicados al mundo del trabajo; el tratamiento jurídico de los mismos y cómo solicitar información sobre su funcionamiento en las empresas; y, finalmente, cómo reclamar los derechos de las personas trabajadoras en términos de información, trato igualitario y no discriminación, así como en el reparto justo de los beneficios que nos aporta la tecnología.

Durante la inauguración, Mariano Hoya ha recordado que “hay personas que señalan que la transformación digital traerá pérdida de derechos para los trabajadores y trabajadoras, con empleos precarios, muchas horas de trabajo y salarios bajos”, pero “trabajamos y lo seguiremos haciendo para que esto no ocurra. Vamos a luchar para blindar los derechos de los empleados y empleadas ante la nueva realidad económica y digital”.

Durante la jornada intervendrán también, por parte de UGT, la Coordinadora de UTC-UGT, Paula Ruiz, el Responsable de Digitalización de UGT, José Varela, y el Coordinador de la plataforma “Tu respuesta sindical” de UGT, Rubén Ranz.

Un otoño “caliente”

Durante su intervención en el acto de inauguración, Mariano Hoya ha repasado la situación actual, marcada por “una inflación desmedida. Llevamos un año de pérdida de poder adquisitivo. Se está generando un escenario de conflicto porque la patronal se niega a discutir una subida de salarios, y si no acepta un incremento de los mismos, habrá conflicto”.

En este sentido, ha recordado que “nuevamente se oyen voces que no concuerdan para nada con la situación actual. El gobernador del Banco de España dijo en su momento que la subida del SMI haría perder empleo y la realidad ha mostrado que eso era rotundamente falso. Lo mismo dijo también con la nueva reforma laboral, que también le ha dado con la puerta en las narices. Ahora dice que si suben los salarios habrá un aumento de inflación”.

Pero “lo que está desbocado son los beneficios de las empresas. Los productos básicos cuestan un 30% más que hace unos meses, y eso no ha sido por los salarios, sino por los beneficios inmorales de las empresas”.

Por ello, ha considerado que “en nuestro país tendremos un otoño caliente. Animo a toda la ciudadanía a participar en las movilizaciones que convocaremos en los próximos meses. Los empresarios de este país tienen que saber que es injusto que volvamos a pagar una crisis que no hemos generado”.

0
0
0
s2sdefault