siniestralidad laboral

UGT ha defendido en el III Congreso Prevencionar vigilar especialmente la aplicación de la normativa en seguridad y salud en el trabajo en pequeñas y medianas empresas

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores ha participado hoy en el III Congreso Prevencionar, que se celebra bajo el lema “Ciencia, conocimiento y transferencia”.

El sindicato destaca que actualmente se están desarrollando las negociaciones, para elaborar la nueva Estrategia Española de Seguridad y Salud en el trabajo (EESST 2022-2027) y que el objetivo es presentarla durante el primer trimestre de 2022.

Teniendo en cuenta lo establecido por el Marco Estratégico Europeo, UGT ha identificado una serie de prioridades que deben ser abordadas. Cuestiones cómo, por ejemplo, cómo mejorar la prevención de accidentes laborales y enfermedades profesionales, los riesgos psicosociales de origen laboral, las nuevas formas de organización del trabajo, el covid 19 o los riesgos derivados del cambio climático.

Además, la EESST 2022-2027 debe tratar la aplicación de la normativa en seguridad y salud en el trabajo en las microempresas, las pequeñas y medianas empresas y potenciar la acción de la Inspección de Trabajo, dotándola de mayores recursos tanto humanos como materiales, en línea con lo establecido por el Marco Estratégico de la UE 2021-2027, alcanzando la ratio de un inspector por cada 10.000 trabajadores según la recomendación de la OIT.

El sindicato insiste en la necesidad de fomentar la creación de servicios de prevención propios en las empresas de más de 250 trabajadores y establecer la figura del trabajador designado para ocuparse de la actividad preventiva de la empresa en las pymes, así como fortalecer la participación de los agentes sociales en la mejora de la seguridad y salud en el trabajo o la creación de la figura del delegado de prevención territorial y sectorial a nivel estatal.

Es urgente actuar para no seguir lamentando más muertes en el trabajo

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores recuerda que, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en 2020 se produjeron 1.024.507 accidentes de trabajo y fallecieron un total de 751 trabajadores y ha resaltado la relación entre la siniestralidad laboral y la precariedad.

Es evidente que unas malas condiciones de trabajo influyen negativamente en los trabajadores pudiendo afectar a su salud, bien generando enfermedades o provocando un aumento en la siniestralidad laboral. Por ello, es muy importante poner el acento en la consecución de trabajos decentes y dignos, y luchar contra aquellos contrarios a la dignidad de los trabajadores.

0
0
0
s2sdefault